El descacharrado de nuestros jardines se constituye como una acción fundamental para evitar los criaderos del Aedes aegypti. La razón principal es que los patios y los recipientes con agua proporcionan microambientes húmedos ideales para la reproducción de estos mosquitos ya que solo necesitan agua quieta y un poco de sombra para dejar sus huevos y reproducirse.

Una ciudad sin dengue es posible si todos hacemos lo siguiente: